Hacia el uso racional y eficiente de la energía en la Administración Pública

Cargando...
Miniatura
Fecha
2016
Tipo de recurso
LIBRO
Responsable institucional (informe)
Compilador
Diseñador
Contacto (informe)
Promotor
Productor
Titular
Inventor
Tutor de tesis
Solicitante
Afiliación
Fil: Álvarez, Marcelo
Baragatti, Alicia
Bergallo, Juan
Bourges, Camilo
Casabianca, Gabriela
Czajkowski, Jorge
Durán, Julio
Gil, Salvador
Ham, Nora
Pasquevich, Daniel M.
Sede CNEA
Fecha de publicación
2016
Fecha de creación
Idioma
spa
Nivel de accesibilidad
Condiciones de uso
Versión
Versión publicada
Identificador CNEA
Identificador (documentos oficiales)
ISBN
978-987-1323-47-0
ISSN
Cobertura espacial
Cobertura temporal
Materia INIS
Palabras clave
EFICIENCIA ENERGÉTICA
Macro-area temática
Formato (extensión)
214 p.
Editor
Comisión Nacional de Energía Atómica. Instituto de energía y desarrollo sustentable
Es parte de
Es parte la serie
Agrupamiento documental - Sección
Agrupamiento documental - Serie
Institución académica
Titulación
Fecha de resolución
Fecha de presentación de solicitud
Resolución
Estado
Prioridad - fecha
Estado de licenciamiento
Nº de prioridad
Nº de patente
Nº de solicitud
País de registro
Nivel de madurez de la tecnología
Campo de aplicación
Campo de desarrollo
Resumen
Este libro surge por iniciativa del Instituto de Energía y Desarrollo Sustentable y es posible gracias a la desinteresada colaboración de los autores que presentan aquí sus experiencias, ideas y propuestas dirigidas a reducir el consumo de energía a través del uso racional y eficiente de la energía. Si bien una gran parte de la información está dirigida al uso energético en las instalaciones del sector público −con énfasis en la Administración Pública Nacional (APN)− es también en cierta medida aplicable al sector residencial y al industrial. Y al hablar de “reducir” no se trata de bajar la calidad de vida del usuario, ni de disminuir la productividad del sector público, ni de la industria. Tampoco se trata de una cuestión de tarifas, ni del mercado eléctrico. A través de estas páginas, los autores explican y ejemplifican varias formas de avanzar hacia una reducción del consumo a través de un uso óptimo de la energía, manteniendo el estándar y calidad de los bienes y servicios que ella produce, o bien, como expresa la Ing. Alicia Baragatti en esta obra, “se trata de producir más con menos energía”. La obra está dirigida principalmente a lectores no especializados, interesados en comprender las ideas básicas y acciones posibles que pueden aplicarse en el “uso racional y eficiente de la energía” (UREE). Su objetivo es facilitar la comprensión de los conceptos básicos y dimensionar lo que es posible hacer e implementar en el estado. Por ello, la lectura y comprensión de este texto no requiere de una base de conocimiento específico. Los capítulos están redactados con un fuerte acento en evitar la jerga ingenieril o profesional, y con ello reducir el uso de términos técnicos. No obstante, los temas tratados y sus enfoques podrían ser también de interés a profesionales especializados ya que abarcan puntos de vista de distintas disciplinas, entre ellas: arquitectura, ingeniería y ciencias exactas. La línea argumentativa que une todos los capítulos es claramente el UREE, un tema trascendental en el campo de la energía. Su implementación en el sector público representa, en mi opinión, el primer paso que puede dar la Nación hacia una planificación energética sustentable, entendiendo por tal a aquella que hace un buen uso de los recursos naturales, cuida el ambiente e incorpora fuentes de energía de baja emisión de carbono. Su implementación es también un camino hacia una energía más barata y una forma de contribuir a disponer de excedentes para un mejor uso y distribución de los recursos energéticos. Como prueba basta mirar otros países. Estados Unidos, Japón, Alemania y muchas otras naciones han reorientando sus políticas energéticas desde hace varios años, con el fin de alcanzar un suministro de energía destinado a la competitividad, al desarrollo socio-económico y al cuidado del ambiente. Los resultados que obtuvieron están a la vista. Han conseguido una energía más competitiva, segura y confiable, con un mejor aprovechamiento de los recursos naturales, tanto los renovables como los no renovables. La experiencia internacional revela que es posible evitar el consumo innecesario de hasta aproximadamente un 40 % de energía cuando se dispone de un adecuado marco político energético, y éste a su vez se acompaña de procedimientos, normativas, innovaciones tecnológicas, capacitaciones y pautas culturales.En referencia al enfoque presentado en esta obra, los temas están organizados en capítulos que pueden leerse de manera independientes uno de otros, y cada uno de ellos representa un aspecto del UREE desde la visión de cada autor, desde su experiencia y conocimiento. Por ello el libro puede ser leído en cualquier orden. No obstante, remito al lector a visitar la sección “Índice por autor”, donde se presenta un resumen cronológico de los temas tratados en cada capítulo. Definiciones, conceptos, arquitectura bioclimática, uso de media potencia, uso de energía solar, uso del gas, experiencias específicas, etiquetado, capacitación, formulación de proyectos de inversión pública, son algunos de los temas tratados. En el capítulo 1 se presenta un enfoque del UREE que tiene por fin agrupar losconocimientos en dos niveles: El primero no requiere de experiencia específica –sólo involucra acciones simples y de carácter organizativo− y el otro sí la exige. El capítulo presenta ejemplos de los conceptos y un enlace de cada uno de estos a los otros capítulos del libro. Discute, además, la importancia de avanzar hacia un estado moderno y eficiente en materia del uso de los recursos energéticos.
Descripción
Palabras clave
Citación
Colecciones